Fin de semana largo, ¿Qué se puede ver?

Por María Coda Que se mueran los feos Director: Nacho G. Velilla Esta película es de su director que tiene en su carrera mucha experiencia en el mundo de la sitcom televisiva, y si precisamente por algo se destaca este filme es por su agilidad del vaivén de dimes y diretes, por la cuidada esgrima verbal y por la velocidad punta del enredo, de la réplica y la contrarréplica, creyente y practicante, como es, de los principios motores de la screwball comedy estadounidense, en la que los tornillos brillan por su ausencia y es la acerada sagacidad de los meteóricos diálogos lo que dicta dirección y sentido. El absurdo también juega su parte. Es una cinta que está ligada al humor anárquico y transgresor, haciendo de lado a la comedia ilógica y pintoresca. Sinopsis Eliseo es feo, cojo y soltero y le da vida Javier Camara. No ha encontrado a la mujer de su vida y no conoce el amor. Nati es fea, le falta un pecho y está separada. Encontró al hombre de su vida, pero pese a eso, no conoce el verdadero amor. Eliseo piensa que lo peor de su vida está por llegar. Nati piensa que lo mejor de su vida está por llegar. La muerte de la madre de Eliseo vuelve a cruzar sus caminos después de veinte años, para darles una última oportunidad de ser felices y de enamorarse. Pero... ¿qué pasa cuando la mujer de tu vida está casada con tu hermano? Problemas...

Un regalo para ella Director: Claude Berri Es una película es un producto para que los actores se diviertan hacienda la película, para hacer simetría de otras tantas comedias estrenadas sin ninguna escena imaginativa y original y lo que es peor, para contar historias, que en muchos casos, minaran el interés por el cine de espectadores que acudan a esta proyección con desatinado criterio. Sinopsis Jean-Pierre y Nathalie se aman desde hace cinco años. Para celebrar este aniversario, Jean-Pierre hace a su compañera un regalo inesperado: un adorable bulldog inglés de cuatro meses. Nathalie se vuelve loca de alegría y entabla de inmediato una profunda y cariñosa relación con la mascota a la que llama Tesoro. Jean-Pierre jamás imaginó lo complicada que podría ser su relación al tener una mascota. La vida de los otros / Das Leben der Anderen Director: Florian Henckel-Donnersmarck Contenida y austera, sólo en su epidermis formalmente sencilla, la cinta que se coronó como mejor película de habla no inglesa en la reciente ceremonia de los Oscar, es un magistral retrato del terror de Estado. Visualización plasmada en el perfil de un riguroso e implacable oficial de la Stasi que practica el seguimiento de vidas ajenas hasta la obscenidad, y que dedica su tiempo a escuchar sus conversaciones más íntimas. Debido a su excelente caligrafía y a un ritmo sereno, escapa de los tópicos del género al cruzar el documento de espionaje y la metáfora política con los factores humanos de una sutil, dura historia de amor. “La vida de los otros” ha logrado situarse como la joya de las proyecciones del presente. Una vez alejado el ruido mediático y traspasada la frontera siempre incómoda de la grandilocuencia megalómana de los triunfitos de Hollywood, la oferta de la cartelera vuelve a ratificar malos tiempos para el sueño cinematográfico. 'La vida de los otros', sin apelar al artificio, a la pompa y a la fanfarria más que sonora de muchos títulos carentes de pulso, latido y narratividad, logra comprometer al espectador en una enredadera de silencios, miradas y tiempos muertos que permiten acariciar la piel del buen cine. Silencio, vacío y miedo son las constantes en las vidas de los habitantes de una Alemania dividida. Algunos, ejecutantes del sistema en la RDA, aparentan detentar un poder justo que aplican con mano firme; los otros, cuya existencia controlada les impide pensar, decir o hacer lo que quisieran, son los sometidos a un régimen muy alejado de lo que imaginaron. Ambas caras de un mismo país consumido por un sistema totalitario colisionan en este soberbio retrato del alma humana, colectiva e individual. Colectiva porque somos testigos del conjunto podrido en que se constituye un país por el fanatismo aplicado a unos ideales que acaban por convertirse en lo que intentaban evitar; individual porque toda nación se construye con sus gentes, diseccionadas aquí en sus anhelos más secretos. Si hay algo en esta película que logra superar el mérito de su contenido es el rasgo inherente a la cinematografía germana y que la convierte en característica: la sobriedad. Sobriedad que intensifica sentimientos y pasiones primarias, que impide que la atención se desvíe de todo aquello que no sean miradas significativas, diálogos cargados de sentido y movimientos pausados que hablan mucho más que cualquier voz en off. Contención que otorga brillantez a planos y palabras, y que consigue perfilar una atmósfera opresiva, amenazante, rodeando a unos personajes con los que nos es imposible no identificarnos.

Cuando ella me encontró / Then she found me Director: Helen Hunt Se basa en la novela homónima escrita por la escritora Elinor Lipman, habitual redactora del Chicago Tribune y del The New York Times, que cuenta la historia de April Epner (Helen Hunt), una profesora de mediana edad que tras la muerte de su madre adoptiva y de ser abandonada por su marido (Matthew Broderick, Godzilla), empieza una nueva vida al lado de su verdadera progenitora (Bette Midler, The Women) mientras busca consuelo en la familia de uno de sus alumnos (Colin Firth, El diario de Bridget Jones) y descubre que las incógnitas de su vida no se pueden resolver con simples respuestas.

Qué hay para ver III

Filed Under: Ociophoto gallery

Tags:

About the Author: