Películas recomendadas para ver VII

Marley y yo / Marley & Me Director: David Frankel Sinopsis Los Grogan son un joven matrimonio, adoptan a un tierno Labrador de 6 kilos, quien en un abrir y cerrar de ojos crece hasta convertirse en una irrefrenable aplanadora de energía que convierte el hogar de de esta familia en un área de desastre. En medio del caos que genera a lo largo de los años, Marley ve pasar a los Grogan a través de las vicisitudes de la vida familiar, de los cambios de trabajo y de hogar y, por sobre todo, a través de los innumerables retos de una familia creciente. Hasta que John y Jenny se llegan a dar cuenta de que Marley “el peor perro del mundo” provoca que de alguna u otra forma salga lo mejor de ellos. No es solo una película para los que “tienen perros”. Aunque seguramente la mayoría de los que vayan en las primeras semanas, sean de estos casos. “Marley y yo” quizás sea una de las mejores películas donde retraten la presencia de un perro en una familia, y cuál es su rol. No es una historia simpática y lejos está de ser una película para niños. Este perro no es “picarón” y tampoco es tiernito, es realmente travieso, fatal, esto genera que sea una película donde la gente entra esperando una cosa y sale viendo totalmente otra. El director logra que él filme no decaiga en ningún momento. Es una historia posible, cercana, donde cualquiera puede verse reflejado por una o más cosas. Simplemente una historia hermosa Flores Rota / Broken flowers Director: Jim Jarmusch. Sipnosis: Un soltero empedernido Don Johnston (Bill Murray) ha sido abandonado por su última amante, Sherry. Don se resigna a seguir con su vida pero todo cambia cuando recibe una misteriosa carta de color rosa. La carta es de una antigua novia que le informa de que tiene un hijo de 19 años que podría estar buscándole. Don se ve obligado a investigar este misterio junto a su mejor amigo y vecino, Winston (Jeffrey Wright), detective aficionado y hombre de familia. Aunque es poco amigo de los viajes, Don se embarca en uno que le llevará a recorrer el país en busca de pistas sobre 4 antiguos amores. Sus inesperadas visitas a estas mujeres encierran sorpresas para Don mientras se enfrenta a su pasado y en consecuencia a su presente. El paradigma del director independiente americano Jarmusch logra un cine inteligente, cuidado en la forma, reflexivo y crítico con lo que cuenta. Su magistral retrato de seres sin afectos, vacíos y de vuelta de todo, es el mejor espejo de una sociedad a la que saca los colores al mostrar el resultado en que desemboca una mentalidad hedonista y egocéntrica: la soledad. El viaje de Don y el encuentro con sus ex-amantes no es más que un repaso a distintas actitudes en realidad la misma bajo formas diversas, ante la vida. Las cinco mujeres reflejan la falta de afecto y de vida, sentimiento ejemplarmente sintetizado por un Bill Murray de tremenda parquedad de palabras y gestos, pero de una expresividad elocuente. Triste y lacónico, estólido e imperturbable, sus miradas melancólicas dejan ver el vacío de un pasado tormentoso, a la vez que el temor a un futuro imprevisible y el deseo de permanecer en un presente efímero. Con un final abierto y ambiguo para los misterios de la vida. La educación de las hadas Dirección: José Luis Cuerda. Sinopsis: Nicolás (Ricardo Darín) encuentra a la mujer de su vida y al hijo que él no ha tenido, pero que de repente ansía tener, de un solo golpe, una mañana, en el avión que los lleva de Alicante a Barcelona. Él es inventor de juguetes. Ella, es viuda, su hijo tiene ocho años y es un fantaseador de primer orden. A partir de este encuentro, la historia de amor a tres será perfecta hasta que repentinamente Ingrid decide que todo se ha acabado. ¿Por qué? No hay quien entienda sus razones: nunca serán más felices de lo que lo han sido hasta ese momento, todo irá a peor... Nicolás se desespera: ya tomarán una decisión cuando todo vaya mal, pero no ahora, que todo va bien. Ingrid se muestra inflexible, lo destierra del dormitorio. ¿Tiene un amante? En el colmo de su depresión, Nicolás está dispuesto a compartirla. Ingrid considera que semejante propuesta es un disparate. Y aparece Sezar (Bebe), una joven argelina de origen iraquí, que trabaja como cajera en el supermercado. Nicolás se fija en ella. Raúl, el niño, se ve envuelto en el cruce de sentimientos que se produce en tales circunstancias y Luisa la mujer que ha servido durante tres generaciones a la familia de Nicolás, actuará como confidente de éste y como un apoyo de raíces tan vivas y tan sentidas como poco claras. Un argumento muy sencillo, de arranque imposible y desenlace irrelevante, sirve para exprimir un mundo donde siempre es otoño, donde todo huele a pérdida y tiempos muertos. La niebla de la nostalgia lo empapa todo: un padre innato sin hijos, un niño imaginativo sin fe, una mujer vital sin esperanzas y un inmigrante sin libertad. Un gran acierto del director al unir la imagen con el lenguaje, una sutileza que se trata con poco mimo y mucho ruido en nuestros días. Como en ese estado de atardecer perpetuo en que se mantienen los ánimos de los protagonistas, el ambiente de la película se mueve en una gama. Una película que llega, y deja magia en el aire. Películas recomendadas para ver VI

Filed Under: Ocio

Tags:

About the Author:

RSSComments (2)

Deja un comentario | Trackback URL

  1. quena dice:

    Nadie entiende lo que es en la vida de una familia el amor que da un perro y como cada integrante de la familia, lo ama.

  2. me ví todas este finde. Estoy en Madrid, me encantó la de Darin y el tema es mortal
    beso