No tientes a la suerte. Conoce todas las supersticiones

La sociedad todavía conserva ciertas creencias y supersticiones sobre la vida que todos alguna vez preferimos creer a tener mala suerte. El mundo está lleno de supersticiones. Algunas se han hecho un hueco en forma de costumbres, otras solo las conocen los más supersticiosos. Unas se basan en leyendas o creencias antiguas, otras en aspectos más terrenales y de sentido común. Te presentamos una selección de las supersticiones más extendidas y practicadas. Día de la mala suerte Existen días señalados en el calendario que son augurio de mala suerte o sucesos negativos. Estados Unidos y España coinciden, por ejemplo, en el número 13 pero mientras que en nuestro país la mala suerte se asocia concretamente con Martes 13, en Estados Unidos lo hacen con el Viernes 13. En Italia el día de la mala suerte es el Viernes 17. Gato negro Otra de las supersticiones más conocidas es la de que se te cruce un gato negro por delante. Sin embargo en algunas zonas del sur de Estados Unidos sucede al revés, que un gato negro se te cruce o entre en tu casa es signo de buena suerte. Otra cosa es que el minino decida establecerse en tu casa, eso sí que es síntoma de preocupación para los pobres anfitriones. El número 13 Como hemos visto, el número 13 es un número de mala suerte, tanto que muchas aerolíneas -como Iberia, por ejemplo- no contemplan la fila 13 en sus aviones. También muchos hospitales y hoteles carecen de habitación 13. Este número aparece a lo largo de la historia en casos como la Última Cena, los 13 espíritus malignos de la Cábala, el capítulo del Apocalipsis donde se habla de la Bestia, la referencia a la muerte en las cartas del Tarot... El número 8 Seguimos con números, concretamente con el 8, que es el número mágico y de buena fortuna de China. De ahí que los pasados Juegos Olímpicos de Pekín se inaugurasen el 8 de agosto de 2008 (8-8-8) a las ocho horas, ocho minutos y ocho segundos de la noche. Un número que aparece en cualquier rincón del país, desde su astrología a la composición del gobierno chino. Cuidado con la escoba Cuidado cuando pases la escoba porque este objeto puede traerte muchas complicaciones siempre y cuando seas una persona supersticiosa. Se dice, por ejemplo, que si alguien te barre los pies te quedarás soltero/a; tampoco es bueno barrer de dentro de la casa hacia fuera porque estás barriendo tu propia suerte. En lugares como México, por ejemplo, trae mala suerte barrer los lunes por la mañana. El mito de que los bostezos son contagiosos Una cosa es ver bostezar a alguien y que inmediatamente se te 'contagie' el bostezo y otra hacerlo a la vez. La superstición dice que si dos personas bostezan a la vez estarán uniendo sus destinos y se casarán -en el mejor de los casos- o se morirán -en el peor- el mismo día. Las plantas Uno de los objetos presentes en muchas supersticiones son las plantas. Se dice que arrancar las espinas de un tallo trae mala suerte, así que la próxima vez que regales rosas entrégalas tal cual, eso sí, avisando antes. Los cactus, por ejemplo, traen buena suerte y evitan robos y asaltos en casa. ¿Quién morirá antes? Esta superstición no es apta para personas miedosas. Según cuentan, en una fotografía en la que salgan tres personas será la que se sitúa en el medio la que antes muera. Así que la próxima vez que vayas a posar para la cámara opta por invitar a la foto a algún amigo/a más para evitar ser tres o bien situarte en uno de los extremos. Alianza matrimonial ¿A punto de casarte? Pues lee atentamente esta superstición. Si el anillo se te cae al suelo el día de la boda quiere decir que el matrimonio durará poco. Si se te pierde es mucho peor porque simboliza una futura viudez. Si tienes que comprarte otro nunca lo hagas tú, debe comprártelo otra persona a encargo de tu pareja. Si cuando el novio le coloca el anillo a la novia éste llega hasta el fondo del dedo de ella, quiere decir que será la mujer quien lleve los pantalones en la relación. Las Escaleras Aunque todo el mundo evita pasar por debajo de escaleras o andamios, la superstición solo se aplicaría en el primero de los casos y se debe a la forma triangular que adquiere la escalera. Antiguamente toda forma triangular era considerada sagrada (Santísima Trinidad, pirámides, etc) y pasar por debajo de algo sagrado era un sacrilegio. También estaba muy relacionada con la muerte porque se empleaba para colocar la soga de los condenados a muerte y para retirar el cuerpo ya muerto. La sal a sal es un elemento presente en muchos conjuros para atraer la buena suerte. Se dice que en una casa siempre reinará la buena suerte si hay sal. Antiguamente la sal se empleaba en las esquinas de las cuadras para proteger al ganado de enfermedades o servía para realizar un círculo en torno a alguien para protegerle del demonio. Pero ojo, si se te cae el salero debes coger un poco de sal y echarla por encima del hombro izquierdo; esto servirá, según dice la superstición, para cegar al demonio que se acerca por detrás de ti. Tocar Madera Si queremos alejar la mala suerte, ¿a qué recurrimos? Pues a tocar madera. Esto se debe a que antiguamente la madera era símbolo de salvación -cristianismo- o de contacto con la naturaleza para expulsar las malas vibraciones, como sucedía en las costumbres de los druidas. Además, si queremos llevar la superstición más allá, el objeto de madera que toquemos no debe tener patas, así que no valen ni mesas ni sillas. Paraguas en casa Parece ser que la superstición de no abrir un paraguas en un lugar cerrado es relativamente moderna y no está relacionada con leyendas o ritos religiosos sino con el sentido común. Y es que los paraguas de hoy no son iguales que los de hace años. Estos eran mucho más grandes, poco fiables y más imperfectos, y abrir uno en una casa podía provocar accidentes como golpear a alguien que estuviera cerca o romper algún objeto.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Te puede interesar

EntreFilete Noticias