“Soy muy cuidadosa y jodida”

En 2007, cuando todavía no era conocida en Buenos Aires, Patricia “Coki” Ramírez sacó su primer CD llamado Presente, donde cantó algunas canciones con Fito Páez. Ahora, el impulso de popularidad que Ramírez tuvo tras su irrupción en la televisión la ayudó para editar una segunda placa, Se puede. En este álbum, la eterna enamorada de Marcelo Tinelli no sólo comparte con su público letras ultra positivas, sino también su  romanticismo y sensualidad. –¿Cómo te sentís con este lanzamiento? –Me tiene muy contenta porque ha sido un sueño de muchos años.  Lo que más amo es cantar y este es un disco hecho a pulmón porque yo soy mi propia productora. Me tiene feliz poder darle vida a mi sueño. –Tu tema “Hoy estamos de fiesta” es un hitazo… –Es que a mí me levanta el ánimo y es lo que yo quiero que a la gente le suceda también. Me gusta porque son canciones que podés escuchar cuando estás en tu casa barriendo y agarrás la escoba y te ponés a bailar.  Es para sacar de lado la mala onda. Todos tenemos problemas, por eso este disco es muy optimista, para olvidarlos. –¿Por qué elegiste el nombre Se Puede? –Me encantó. Me pareció algo muy popular en cuanto a un mensaje para los que se levanten a la mañana y necesiten fuerza para seguir. Es darle un mensaje de aliento para vivir el presente y darle para adelante. Uno tiene que disfrutar el hoy y olvidarse un poco de los problemas. –¿Tiene algo que ver con lo que remaste para llegar a donde estás hoy? –Totalmente. Lo bueno es que es un título que se puede aplicar a cualquier cosa. Particularmente lo que viví es un cuento de hadas, así que no puedo creerlo. Me cambió la vida a mí, pero apenas uno escucha el nombre es como que transmite alegría. –Es raro que Ideas del sur no te lo haya producido… –Es que ellos no están enfocados en el tema musical. No es un negocio para ellos. Usé mi plata, dólar por dólar. Costó, pero lo hice todo a pulmón. En un momento iba a firmar con Sony Music pero los negocios no me servían. –¿Por qué? –Como es algo muy sentimental para mí, preferí hacer lo que me gustaba realmente y no estar sujeta a lo que otros elijan. ¡Siempre cabeza de ratón y no cola de león! Trato de concentrarme para que la gente me conozca y no ser empleada de nadie. Soy muy cuidadosa y jodida. Se complica encontrar gente que esté dispuesta a hacer todo a mi manera. –¿Qué diferencias tenés respecto de la Coki que eras antes? –Ahora que terminé ShowMatch me pasa que soy la misma Coki que hace un año y medio atrás. Es como volver a empezar. Lo mediático está todo muy bueno, pero termina y se viene un vacío que hay que llenar con trabajo. Volver al escenario me hizo sentir la Coki de antes, pero con un poco más de camino recorrido. –¿Para bien o para mal? –No retrocedí. El impulso que me dio ShowMatch me sirve para poder montar un show con mejor presupuesto, músicos, bailarines. Remándola desde abajo y volví a las raíces. Eso es buenísimo.  <   Bailando, la puerta a la popularidad Si bien su carrera empezó hace muchos años atrás cuando comenzó a estudiar canto y a subirse a los escenarios de las discotecas más conocidas de su Córdoba natal, la figura pública de Coki Ramírez remontó en popularidad aquel día de 2010 cuando, escoltada por Jorge Dáscola, el entonces mánager de “La Mole” Moli, llegó a la tribuna de ShowMatch para declararle su supuesto amor a Marcelo Tinelli. Con un carisma inquebrantable, la cordobesa logró llamar la atención. Así, durante 2011 la joven recibió la propuesta para sumarse a Bailando por un sueño. Aunque todavía no tiene confirmado un lugar en la edición 2012 del certamen de baile, asegura que está avocada “por completo” a la promoción de su nuevo disco y que no sabe cuánto podría sumarle en materia de difusión volver a participar en el reality show de El Trece. “A cantando, ni loca”, asegura. Falta de amor   “Estoy sobrepasada de felicidad, pero me sigue faltando el amor”, dice mitad en broma y mitad en serio Coki. –¿Problemas de amores? –Tengo a alguien en la mira, pero tampoco es un amor correspondido. Yo me busco todos amores imposibles. –¿En qué estás fallando, Coki? –¡Por ahí me tienen miedo! O me estoy buscando hombres a los que les sobran mujeres. Yo no encuentro explicación. –¿Sos romántica? –Súper. Me gusta cocinarles. Soy apasionada y sensible porque para cantar necesitás como un toque diferente al resto, pero no me dan bolilla. Me fui de vacaciones sola... –¿Hiciste un disco para enamorados? –Lo hice cuando estaba en pleno enamoramiento de Tinelli. Me fui a Miami y compuse una canción pensando mucho en él. En 2007, cuando todavía no era conocida en Buenos Aires, Patricia “Coki” Ramírez sacó su primer CD llamado Presente, donde cantó algunas canciones con Fito Páez. Ahora, el impulso de popularidad que Ramírez tuvo tras su irrupción en la televisión la ayudó para editar una segunda placa, Se puede. En este álbum, la eterna enamorada de Marcelo Tinelli no sólo comparte con su público letras ultra positivas, sino también su  romanticismo y sensualidad. –¿Cómo te sentís con este lanzamiento? –Me tiene muy contenta porque ha sido un sueño de muchos años.  Lo que más amo es cantar y este es un disco hecho a pulmón porque yo soy mi propia productora. Me tiene feliz poder darle vida a mi sueño. –Tu tema “Hoy estamos de fiesta” es un hitazo… –Es que a mí me levanta el ánimo y es lo que yo quiero que a la gente le suceda también. Me gusta porque son canciones que podés escuchar cuando estás en tu casa barriendo y agarrás la escoba y te ponés a bailar.  Es para sacar de lado la mala onda. Todos tenemos problemas, por eso este disco es muy optimista, para olvidarlos. –¿Por qué elegiste el nombre Se Puede? –Me encantó. Me pareció algo muy popular en cuanto a un mensaje para los que se levanten a la mañana y necesiten fuerza para seguir. Es darle un mensaje de aliento para vivir el presente y darle para adelante. Uno tiene que disfrutar el hoy y olvidarse un poco de los problemas. –¿Tiene algo que ver con lo que remaste para llegar a donde estás hoy? –Totalmente. Lo bueno es que es un título que se puede aplicar a cualquier cosa. Particularmente lo que viví es un cuento de hadas, así que no puedo creerlo. Me cambió la vida a mí, pero apenas uno escucha el nombre es como que transmite alegría. –Es raro que Ideas del sur no te lo haya producido… –Es que ellos no están enfocados en el tema musical. No es un negocio para ellos. Usé mi plata, dólar por dólar. Costó, pero lo hice todo a pulmón. En un momento iba a firmar con Sony Music pero los negocios no me servían. –¿Por qué? –Como es algo muy sentimental para mí, preferí hacer lo que me gustaba realmente y no estar sujeta a lo que otros elijan. ¡Siempre cabeza de ratón y no cola de león! Trato de concentrarme para que la gente me conozca y no ser empleada de nadie. Soy muy cuidadosa y jodida. Se complica encontrar gente que esté dispuesta a hacer todo a mi manera. –¿Qué diferencias tenés respecto de la Coki que eras antes? –Ahora que terminé ShowMatch me pasa que soy la misma Coki que hace un año y medio atrás. Es como volver a empezar. Lo mediático está todo muy bueno, pero termina y se viene un vacío que hay que llenar con trabajo. Volver al escenario me hizo sentir la Coki de antes, pero con un poco más de camino recorrido. –¿Para bien o para mal? –No retrocedí. El impulso que me dio ShowMatch me sirve para poder montar un show con mejor presupuesto, músicos, bailarines. Remándola desde abajo y volví a las raíces. Eso es buenísimo.  <   Bailando, la puerta a la popularidad Si bien su carrera empezó hace muchos años atrás cuando comenzó a estudiar canto y a subirse a los escenarios de las discotecas más conocidas de su Córdoba natal, la figura pública de Coki Ramírez remontó en popularidad aquel día de 2010 cuando, escoltada por Jorge Dáscola, el entonces mánager de “La Mole” Moli, llegó a la tribuna de ShowMatch para declararle su supuesto amor a Marcelo Tinelli. Con un carisma inquebrantable, la cordobesa logró llamar la atención. Así, durante 2011 la joven recibió la propuesta para sumarse a Bailando por un sueño. Aunque todavía no tiene confirmado un lugar en la edición 2012 del certamen de baile, asegura que está avocada “por completo” a la promoción de su nuevo disco y que no sabe cuánto podría sumarle en materia de difusión volver a participar en el reality show de El Trece. “A cantando, ni loca”, asegura. Falta de amor   “Estoy sobrepasada de felicidad, pero me sigue faltando el amor”, dice mitad en broma y mitad en serio Coki. –¿Problemas de amores? –Tengo a alguien en la mira, pero tampoco es un amor correspondido. Yo me busco todos amores imposibles. –¿En qué estás fallando, Coki? –¡Por ahí me tienen miedo! O me estoy buscando hombres a los que les sobran mujeres. Yo no encuentro explicación. –¿Sos romántica? –Súper. Me gusta cocinarles. Soy apasionada y sensible porque para cantar necesitás como un toque diferente al resto, pero no me dan bolilla. Me fui de vacaciones sola... –¿Hiciste un disco para enamorados? –Lo hice cuando estaba en pleno enamoramiento de Tinelli. Me fui a Miami y compuse una canción pensando mucho en él.

Filed Under: ZappingZapping de Noticias

About the Author:

RSSComments (0)

Trackback URL

Los comentarios están cerrados.