Paula Chaves y Pedro Alfonso. Nota Completa Revista GENTE

pyp2Entre “mates egoístas” –que nunca vuelven, según ella le reprocha–,“la prima y el vecino de cualquiera” –como se autodefinen al explicar el fenómeno popular de esta pareja– Paula Chaves (31) y Pedro Alfonso (36) se suben al humor –“salvador y clave de la convivencia” – para hablar de su embarazo. Otro episodio de una cotidianeidad que parece suceder con clac de fondo. LA NOTICIA. Carlos Paz, icónica de su fertilidad. En la misma ciudad en la que se enteraron de la llegada de Olivia (diciembre de 2012), concibieron al bebe que nacerá entre el 30 de septiembre y el 4 de octubre. Paula: El 15 de enero mateábamos con Lourdes (Sánchez) en la galería de casa. Moro (su bulldog francés) me miraba fijo con ojos chinos. No se me despegaba. Entonces le dije:“¡Listo, estoy embarazada!” . Esa fue la señal anterior. Por cautela, y después de la pérdida que sufrimos, esperé una semana para hacerme el primer test (en Buenos Aires, el 22 de enero). En total fueron cuatro. ¡Soy la reina de los Evatest! Pedro: De todos modos, lo sospechábamos... Paula: ¡Ojo con lo que vas a decir! Es que el cuerpo me cambia al día siguiente.pyp3 Pedro: Asimila todos los síntomas en doce horas. Cuando se embaraza, ¡se embaraza! Paula:Lo llamé por Face Time. El teléfono decía “conectando” y yo ya posaba con el palito en la mano. ¡El nunca entendió si era un termómetro o un cepillo de dientes! Pedro: Estaba en una mesa con doce personas. ¡No podía entusiasmarme demasiado! Y además, después de tres Evatest positivos... EL PARTO. “Mi cuerpo, mi decisión” es el lema de una mamá que volverá a elegir el “parto respetado” negándose, esta vez, a atravesar una cesárea. Paula: Ya tengo mi “doula” (del griego:“Mujer que sirve” ). Se trata de alguien que ya ha experimentado varios alumbramientos y acompaña a otra conteniéndola en el embarazo, parto y puerperio. Ella traerá a una partera a casa para transitar el trabajo de parto con tranquilidad, y no sobre una camilla conectada a un suero. Por la ley de gravedad, un bebé no se acomoda sintiendo contracciones o el goteo de la oxitocina. La excusa más frecuente es: “No encajó; vas a cesárea” . A eso te lleva el sistema, estipulado para que la mujer no se mueva. La cesárea evita que el bebé pase por el canal de parto, donde toma los anticuerpos. Quiero parir como mi naturaleza lo indique. Mi nuevo médico me esperará hasta la semana cuarenta y uno. Captura de pantalla 2016-06-10 a las 5.46.20 p.m. copiaPedro: Deberías escribir un libro titulado Innecesárea (risas). De ser así, ya no estaría seguro de volver a presenciar el momento. Demasiada sangre para mí. A veces Pau me trae un videíto diciendo “¡mirá qué divino este parto!” y caigo redondo. Paula: Tampoco te necesito ahí abajo hurgando para sacar algo, sino acompañándome al lado. Animal e instintivo. El terror al parto se esfumó con la experiencia. En septiembre de 2014, Paula perdió su segundo embarazo. ¿La lección? “Ese parir sin anestesia (se negó al raspaje para entregarse a la “sabiduría” de su cuerpo), eligiendo estar en mi cuarto y aferrada a mi marido, me hizo la leona más aguerrida”,dice Paula. “Nada podría ser más doloroso. Hoy soy la más valiente”. ¡ES UN VARON! Al salir al aire en Este es el show (El Trece) –el 28 de marzo–, un aplauso de Paula indicaría “nena” , y dos, “nene” . Esa fue la señal acordada entre los dos para comunicarse Captura de pantalla 2016-06-10 a las 5.45.21 p.m. copiael sexo de su bebé. Aún nadie sabía ni sabría del embarazo. Paula: Me enteré ese día, mientras me peinaban en el camarín. Me había hecho un Baby-Gen (estudio genético para descartar enfermedades genéticas y cromosómicas, que también revela el sexo) y el médico me llamó para contarme los resultados. Me puse tan colorada de emoción que todos se sorprendieron. Grité:“¡El estudio de tiroides me dio bien!” (risas). Pedro: Siempre me gustaron más las nenas, pero ya estoy necesitando reconectarme con lo masculino. ¡Vivo maquillado y con las uñas pintadas! 18-938fe10b99 copiaPASION EMBARAZOSA. “Capacidad de adaptación, la gran clave”, señalan en tren de confesiones sobre su “nueva” y “normalita” vida sexual. Pedro:Si el colecho ya había potenciado la creatividad, el embarazo... Paula:¡Es raro!... Como hacerlo con un cuerpo prestado. Aunque él nunca nota los cambios. No sé, le gusto igual Pedro:En la intimidad seguimos siendo los mismos. No la pienso embarazada. Bah, en ese momento... ¡no pienso! Paula:De todos modos, yo sigo haciendo el “paso cangrejo” : camino hacia atrás, pegada a las paredes. Me ocupo de cuidar esas cosas. Si estoy en el vestidor, desnuda, con la dicroica de arriba y él pasa... ¡vuela un tacazo! Tenemos más exposición en los medios que en el cuarto (bromea). Pero Pepe me gusta tanto que muchas veces pienso:“Ahí viene. ¿Qué pensará de estos kilos?” . Pero pasa, me toca y siento que somos uno  ¿El último plan hot?Captura de pantalla 2016-06-10 a las 5.46.41 p.m. copia “Fue hace más de un año. La tía se había llevado a Oli de paseo. Entonces nos miramos y dijimos:‘¡Es ahora!’. Nos metimos en la cama y miramos una peli de zombies!” , disparan. “Podemos ser los amantes más ardientes y los roomates más copados” . Y sobre estos días, Paula bromea:“Todas las noches, el GTA (Grand Theft Auto, serie de juegos en red que cuenta la historia de antihéroes que se envuelven en problemas) arrasa con su libido. Mientras se tira en el sillón te dice:‘Shh... Esta noche vamos a robar un banco’. No viene a la cama hasta las 3 de la mañana” , argumenta. Pero esquivando la humorada, Pedro remata: “Hoy es todo más simple. A diferencia de lo que dicen muchos, los hijos vienen a acercarnos. Pau y yo tenemos un amor insuperable. Seguimos muy de novios, sabiendo encontrar siempre momentos para amarnos”. Hablemos de celos, prejuicios y “avivadas”. Paula: Los celos desaparecieron cuando nació Oli. La paternidad nos cambió el foco. Me hizo más segura. Muero por mi marido, el único hombre que me genera fantasías. Y me fascina que las minas también mueran por él. Pero claro, eso no quita que de vez en cuando tenga que ubicar a muchas que en este medio se pasan de vivas. Pedro: Y nada de sutilezas: ¡va y lo hace cara a cara! Paula: Una vez me enteré a tiempo de una “alborotadita” que apuntaba a una operación de prensa. Fui a verla y le expliqué: “Si querés, te ayudo de otra manera. ¡Pero con mi marido no!”. Por eso, no es que yo le elija pareja para el Bailando, pero me aseguro de que sea una chica respetuosa. Pedro: Sabemos protegernos. Hasta dejé de hacer presencias en boliches para evitar confusiones. No hay guita que compense mi tiempo con ellas. Nuestra diaria es familiar. De hecho, Oli me acompaña muchas veces a los ensayos. Paula:El otro día volvió y me dijo:“Estuve con papi y su amiga Sol”. Temblé. Hasta que en Este es el show recibimos a Flor Vigna (pareja de Pedro en Bailando), y cuando Oli la vio enseguida corrió a brazarla: “¡Hola, Sol!”. Ah, era ella... (con tono de alivio). ¡No sé por qué la llama “Sol” ! Captura de pantalla 2016-06-10 a las 5.46.02 p.m.P&P DE CASA. “Cada vez nos cuesta mucho más salir de casa” , concuerdan. “Acá rotan los amigos, y el que viene, cocina” , dice él, confeso “experto en pizzas congeladas” . Y agrega ella:“¡No puedo hacer albóndigas con papas como a él le gusta!. ¿Sabés cómo terminaría yo?”, suma ella. El menú es monoopción. Paula: Estamos dándole mucho a la milanesa... Pedro: La sorpresa es con qué vendrán: con ensaladita, a veces con arroz y muchas con... bueno, ¡napolitanas! Paula:¿Vamos a hablar de nuestras debilidades case-ras, Pepe?... ¡La luz! (señala) Pedro: Sí, es verdad. Yo no puedo ni con una lamparita. El mantenimiento es mi fracaso. Ayer vino un técnico y me dijo:“¿Me traés un destornillador?” . Caí con el que le cambio las pilas a los juguetes de mi hija. ¡Ni herramientas tengo! Paula: Pero más allá del temita con los pañales –que no cambia por su fobia a la caca de bebé– Pepe es una gran niñera. Es tan presente, y más en estos últimos tiempos, en los que para Olivia yo no sirvo para nada. Todo es“mi papito”. Pedro: Me defiendo más produciendo los juegos de Olivia. Para lo físico, Paula es una muy buena espectadora. Paula:¡Yo hago la ambientación! En casa, de 19 a 20, se juega a Frozen. Pedro es Elsa, con capa y todo, Oli es Ana y Moro (su perro), Olaf. Todos hacemos el musical. LA DANZA DEL EXITO. Aseguran no detenerse jamás en el análisis de seguidores, rating y taquillas. Subrayan la clave del suceso: “No habernos hecho fanáticos de nosotros mismos”. Porque como dicen, “el verdadero éxito es lo que se hace con él” . Después de liderar el verano teatral, y renunciar a la gira nacional –“para priorizar el embarazo”– , Pedro admite no haber tenido opción:“Paula me obligó a volver a la pista”. Paula: Soy su coach, su fan y su reidora. La más orgullosa de las “mujeres de...” . Pedro: Ella me eleva, me obliga a creérmela. Me dice: “Tenés que pelear esto, pedir aquello...” . Pero a mí me gusta ir así, en proceso lento, sin retuitear los elogios, porque quiero seguir en este camino. Paula acompaña de cerca, alentando cada logro. Tanto que la estamos esperando sobre el escenario. Ya se está craneando la próxima obra. ¿Te adelanto algo? Tendrá temática mágica, con brujos y hechiceros. Y mientras hablamos de prejuicios, “los miles que debimos vencer, como cuánto duraría este ‘producto’, si sobreviviríamos separados, y si el amor era real”, asoma la fantasía de un trabajo en dupla. Pedro: Quisiera hacer una tira con ella. Muchas veces la imagino... Paula: ¡Pero no como pareja! Ya mostramos mucho amor. Me divertiría mucho más que Pepe fuese mi mejor amigo gay Ella decide Olivia besa el ombligo de mamá diciendo: “Hola hemaníto” . Prohíbe que le saquen fotos. “Nos insultan en la calle por negarnos a las selfies. Y la respetamos. Es nuestro límite de la popularidad” pyp

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Te puede interesar

De todo un poco

Cantando 2020: Cerró el ritmo libre

TweetEste jueves, Cantando 2020 cerró la ronda de género libre. La primera de las parejas en salir al escenario fue la compuesta por Jey Mammon y Carla Del Huerto.

EntreFilete Noticias