La tapa más hot de Laurita Fernández. Nota GENTE. FOTOS

Laurita Fernández está pasando un increíble momento en su carrera. A la conducción en televisión, su participación en el Bailando y las cientos de campañas publicitarias que realiza, ahora se le sumó una sensual tapa en la revista Gente

Allí, la rubia más bella brinda detalles de su relación con Federico Bal y asegura que “quiere casarse y tener hijos con él”. Además contó que lo ve más “maduro” como hombre y que su relación “creció”. En días en que el feminismo es tema de discusión y la polémica no cesa, Laurita Fernández(27) define su posición al respecto: "Defiendo a la mujer pero no odio al hombre".  La artista de Chekka, que se prepara para debutar en el teatro con el musical de Rapunzel junto a Mariano Martínez al mismo tiempo que conduce Combate (Canal 9) y hace radio (Dale que Vale, radio Vale), deja clara su posición con respecto al tema del rol de la mujer.

"Quiero hacer experiencia en la conducción, donde más me veo en el futuro. Salvando las distancias, mi referente número uno es Susana (Giménez), que fue vedette, hizo musicales, cine, comedia y hoy conduce. Me hipnotiza verla. La radio me entusiasmó de entrada y me hizo cambiar de vida: tuve que empezar a levantarme a las cinco de la mañana. ¡Y encima tenía el Bailando y Combate! A veces dormía menos de tres horas. Un ritmo loco", dice la artista de Chekka que ya comenzó los ensayos para protagonizar el musical de Rapunzel junto a Mariano Martínez que tendrá la puesta en escena de Aníbal Pachano.

-Hace poco hubo una polémica cuando Facundo Arana dijo que una mujer se realiza siendo madre. ¿Cuál es tu posición? –No la tomé como una frase para mal. El ser madre te toca una fibra diferente. Pero todas las mujeres no tienen porque vivirlo de la misma manera. Y muchas cambian de opinión al serlo. –¿Te definís como feminista? –Defiendo a la mujer, pero no odio al hombre. Por ejemplo, no creo en castigar a los hombres que son parte de otra generación, sino educar a los hombres en general de acá en adelante. Hay que enseñar a las mujeres a defenderse y no naturalizar ciertas cosas. Y a los hombres a ser respetuosos con nosotras. Pero sobre todo lo primero, porque hombres desubicados van a existir siempre. -Lo decís por los dichos de Cacho Castaña y las opiniones de Santiago Bal… -No comparto en nada lo que dijo Cacho. Antes se naturalizaba hasta el tipo de humor que se usaba. Pero no creo que haya que castigar a todos los cómicos de esa edad. Más me duele ver cómo hay mujeres que levantan la bandera del feminismo para criticar a sus pares. Eso es triste. Debemos respetarnos como personas, más allá del género. –¿Cuando Fede tuvo el problema con Barbie, le creíste de inmediato o en algún momento dudaste? –Muchas de las cosas que salieron a la luz ya las sabíamos, nos la contó en el momento en que las vivió. Trabajábamos juntos más de seis horas diarias. Lo veía llegar bien, triste, contento, mal, angustiado, hecho bolsa… Por eso junto con Mati (Napp, el coach) le creímos ciegamente. Siempre supe cómo es: respetuoso y educado. Es muy difícil que alguien te monte un personaje todos los días. Y en el medio de la vorágine, la segunda vuelta con Fede… –¡Ay, pobre! Me bancó mucho … –Él hace temporada en Mardel. ¿Cómo llevan el noviazgo a distancia? –Se hace largo, nos vemos sólo los lunes. Pero extrañarse es lindo también, tiene su magia. Además, después de la mala experiencia que tuvimos el año pasado, es un desafío. Las cosas están saliendo bien y estoy segura de Fede.

–¿En qué cambió? –Maduró mucho como hombre. Yo siempre le planteé que buscaba una relación con un par, armonía. Por más que trabajemos frente a cámara, a mi no me gusta exponer la intimidad. El venía acostumbrado a contar todo, a mostrar todo.  –¿El año pasado, que estaba en Carlos Paz, lo veías más desbocado? –Si. Por ejemplo, el me expresaba su amor en privado, pero también lo hacía en cámara. Y era avasallante. Hoy tiene un cambio grande. Lo veo tranquilo. No se persigue ni se enrosca con tonterías. Tiene que ver con la madurez. –Aunque su casa en Mardel parezca un local de videojuegos… –Jaja… Bueno, eso lo conecta con su lado nerd, y es sano. Yo no entiendo ese mundo, pero aprendí a aceptarlo. –…De paso, no anda de boliche en boliche. –Jaja, ¡por eso es bueno! No está en un bar emborrachándose. Para la novia lejos, está genial. "¡Jugá mucho!" –Tampoco hubo fiestas en su casa, excepto una y estabas vos…. –Cuando trabajaba en Mar del Plata, pero ni lo conocía, me invitaba a sus fiestas. Una vez le dije: "Vos tenés una fama espantosa en Mardel para una novia…". Antes de que se vaya me agarró como una pequeña inseguridad. Y le dije que no la quería pasar mal, que si deseaba volver a esa vida lo aplaudía, pero lejos mío. Yo quiero una relación normal. –En otro momento de su vida también parecía tranquilo, pero quizás era forzado, y ahora ese estado se ve genuino… –Diste en la tecla. Lo siento así, genuino. Por eso hoy siento atracción por él, y estoy enamorada. Yo, te juro, no tenía ni un poco de fe, en un momento pensaba que no era para mí. Es que somos distintos: a él le gusta tomar alcohol y salir a bailar, y a mi no. Pero me equivoqué. Me están pasando cosas muy lindas, y aunque siempre fui muy estructurada, hasta fría por momentos, me dejé llevar. Fede me desestructuró, me hace divertir mucho. Por él vivo el amor con más alegría y libertad. Su desparpajo me sacudió y me conectó con la chica de mi edad que debo ser. Hoy siento que vivo más los sentimientos. –¿Lo controlás a la distancia? –No, ni ahí… Si en algún momento él no elije estar conmigo, o yo con él, todo va a estar bien mientras seamos respetuosos. No tengo miedo que pase lo del año pasado. –Igual los buscan… Cuando Flor Marcasoli, que fue la piedra del escándalo en Carlos Paz, dice "no se debe haber olvidado de mi…", ¿qué te pasa? –Ni loca me dan ganas de contestar. No me enrosco. Desde que volvimos a apostar a la relación, todo eso quedó atrás. Sino, no podría estar con el. –¿Lo de Córdoba lo viviste como una infidelidad? –No. Como una traición, me mintió. Si algo no debía pasar entre nosotros era una mentira. ¿Estar con dos mujeres a la vez? ¡A mi no! Hubiera preferido que me fuera de frente. Fue inmadurez. –O que por ahí no te habías definido y lo hizo por despecho. –Eso me dice él. Ok, pero yo no estaba con nadie. Igual ya quedó atrás. Hoy apuesto a confiar. Y por ahora vamos bien. –Está súper enamorado. Tanto que se quiere casar con vos ya mismo… –Puede ser, sí. Lo hablamos al tema. Yo siento algo re lindo. Estoy mucho más enamorada que antes. Y va en ascenso. ¡Claro que me quiero casar con Fede y tener hijos! Pero no ahora. Preferiero vivir el noviazgo a full primero… Pensá que el año pasado nos veíamos mucho pero era trabajando, no teníamos tiempo para la intimidad. Yo volvía y quedaba frita, dormida… y él a las puteadas, jaja… fue el mejor método anticonceptivo. ¡Me bancó mucho, eso es amor! –¿Y Fede papá? –Hermoso. La vida dirá, pero ojalá Fede seamos el uno para el otro. Parece agrandado, canchero, pero es muy sensible, atento y culto. Y también romántico… aunque en ciertos momentos es un salvaje. Yo le digo "mi chico malo", jaja. –La última: ¿Sentís que Carmen te quiere como nuera? –¡Es divina conmigo! Pero como siempre teníamos poquito tiempo para nosotros, Fede no organizó nada juntos. Mirá, cada vez que viaja, Carmen me trae regalos. Y eso lo hace quien te tiene en cuenta. –¿Pero te trae imanes para la heladera o algo más personal? –Jaja… Es divertido tenerla de suegra: lo primero que me regaló fueron tres tangas… ¿¡Qué suegra te trae tres tangas!?

Fuente GENTE

 

Filed Under: De todo un pocoDestacadosFamosos, farandula y mediático

About the Author:

RSSComments (0)

Trackback URL

Los comentarios están cerrados.