Marley y Susana, con Mirko en Nueva York y bautismo

Arrancó una nueva edición de Por el mundo, el ciclo de Marley por Telefé. Esta vez, el destino fue Nueva York. Y con dos invitados de lujo: Susana y Mirko, el hijo de Marley, quien tras el programa de ayer, ya se convirtió en figura de nuestro prime time vernáculo. Apenas pasaban las 21 hs, cuando Susana y Marley saludaban desde Times Square, esa múltiple esquina neoyorquina saturada de neón. Que hacía frío, mucho frío, lo demostraban los abrigos de los conductores, y el hecho de que no aparecía Mirko por obvias cuestiones térmicas.

Más allá del fresquete, lo que sobraron fueron risas, ese ingrediente infaltable cuando Marley y Susana están frente a cámara. Así, se pudo ver cómo disfrutaron un recorrido itinerante que incluyó el Central Park ("dos veces Mónaco y ocho Vaticanos", graficó Marley su extensión), la torre de Viacom (el grupo de comunicación que el año pasado compró Telefe), y un momento especial para celebrar el bautismo de Mirko. Ahí, en vivo, argentinos y turistas latinos en general, se esforzaban por robar un poquito de cámara con el típico saludito "por si me están viendo en casa". Mientras Marley y Susana se empachaban con un delicioso waffle de chocolate. Y entre paseo y paseo, algunos gags sorpresa, como cuando en uno de los típicos carritos de hot-dogs (panchos) descubrieron que la vendedora que les resultaba familiar era... ¡Florencia Peña!, cómplice infaltable de Marley.

Marley bautizó a Mirko en Nueva York El hijo de Marley no sólo viaja por el mundo junto a su padre, sino que tuvo la posibilidad de ser bautizado en el mismo país donde nació (fruto de un vientre de alquiler). El orgulloso padre decidió que aprovecharía la presencia de ambos padrinos en los Estados Unidos (Susana Giménez y Eduardo “Coco” Fernández) y llevó a sus familiares para acompañar al hermoso bebé en la ceremonia a la que seguramente también asistió otra gran amiga de Marley (Florencia Peña), quien junto al conductor participará del segundo programa de “Por el Mundo”. Los padrinos le regalaron a su ahijado dos joyas que fueron bendecidas por el padre durante la ceremonia: una medalla y una cruz con diamantes. El pequeño comenzó a llorar al comenzar la ceremonia, aparentemente por sueño, y terminó dormido en brazos de Su y de Coco, mientras Marley observaba toda la situación obnubilado. 

Filed Under: De todo un pocoDestacadosFamosos, farandula y mediático

About the Author:

RSSComments (0)

Trackback URL

Los comentarios están cerrados.