Laurita Fernandez la chica del verano. Revista GENTE

Laurita Fernández vive un momento maravilloso. Es la mujer del verano: está en uno de los grandes éxitos de taquilla, como Sugar. Y su romance con Nicolás Cabré pasa por su mejor momento. Con GENTE, dejó algunas definiciones para repasar.

–¿Ser bailarina te ayuda a no tener prejuicios al mostrar tu cuerpo?

–Sí… Vestís top y calza. Te cambiás en cualquier lado. No soy exhibicionista, pero sí relajada. Hubo una etapa en la que fui crítica con mi cuerpo. Durante el primer año del Bailando se me cerró el estómago. Pesaba 47 kilos, cuatro menos que ahora. Trabajaba mucho para pagar mi departamento y no me daba cuenta. Hoy veo las fotos y estaba chupada. Pero mis papás se preocuparon y me llevaron a un nutricionista. Así empecé a subir de peso.

–¿Dirías que Nico es celoso?

 

–Me chocaría estar con alguien muy guardabosque, cuida o inseguro. Es lo normal. Conoce el medio y está atento. "Guarda con éste", me dice por ahí. Los dos entendemos que, además del respeto de cualquier pareja, debemos cuidarnos de no dar lugar a determinadas situaciones. Tal vez el sí era celoso en otra etapa. Pero no me puse a ahondar.

–¿Y vos lo sos?

–No… Yo siempre fui más relajada. Realmente, creo que es muy especial lo que me pasa con él, así como lo que a él le pasa conmigo. Re contra confío en Nico. No tengo dudas ni inseguridades. No me va a jugar por atrás. Es la persona más honesta y frontal que conocí en mi vida. Puede no tener filtro, pero tampoco rollos. Es simple. Eso me gusta de él. Yo venía con algunos problemas para saber si iba a poder volver a confiar… Con Nico no me pasa. Sé que me respeta. Me siento cuidada, en todos los sentidos.

–¿Dirías que vivís el sexo con libertad?

–En la intimidad soy libre. No tengo pudores ni mambos. Siempre lo viví con naturalidad. Pero para la conquista soy clásica. Me gusta que avance el hombre. Me da miedo tirarme a la pileta. En eso soy re minita. Pero cuando ya sé que está todo bien me gusta seducir. Lo hablo con Nico. No quiero que nos estanquemos y nos agarre la rutina, tanto para la intimidad como para el diálogo. Porque lo nuestro es a largo plazo.

–¿Cómo te parás frente a las críticas? Te han dicho desde "agrandada" hasta "trepadora"…

–Eso en el Bailando, no en otros lados. Sí es verdad que cuando empecé a salir con Nico decían que en realidad salía con Yankelevich (risas)¡A nadie se le ocurrió que Gustavo me podía elegir por lo artístico! ¿Por qué siempre la duda de que me acosté con alguien? Es más bien un problema del otro que mío. Y en relación a estar agrandada, fueron muy duros conmigo este año. Tuve que pagar el derecho de piso. Aprendí que no iba a conformar a todos. Que confíe en mí no significa que esté agrandada. Sigo siendo la misma. No se me vuelan los pájaros porque me vaya bien en el trabajo. Lo hago con pasión y entrega desde que era la bailarina número 70. Siempre supe que en el Bailando no iba a hacer amigos. Sí me llevo a Flor Peña, Mati Napp, Facu Mazzei y algunos más.

–¿El éxito genera envidia?

–Estoy en un momento maravilloso, pero no miro a mi alrededor. No es por esquivar la pregunta. Sólo que soy consciente de que es hoy. Tal vez mañana no. Voy a trabajar para que lo sea. Quiero que me sigan eligiendo, pero no doy por sentado el éxito. Si molesta que me vaya bien, el problema es del otro.

 

El ÉXITO "Estoy en un momento maravilloso, pero no miro a mi alrededor. No es por esquivar la pregunta. Sólo que soy consciente de que es hoy. Tal vez mañana no. Voy a trabajar para que lo sea. Quiero que me sigan eligiendo, pero no doy por sentado él éxito. Y el problema es del otro si molesta que me vaya bien"

EL SEXO"En la intimidad soy libre. No tengo pudores, ni mambos. Siempre lo viví con naturalidad. Pero para la conquista soy clásica. Me gusta que avance el hombre. Me da miedo tirarme a la pileta. En eso, soy re minita. Pero cuando ya sé que está todo bien,  me gusta seducir. Lo hablo con Nico. No quiero que nos estanquemos y que nos agarre la rutina. Tanto para la intimidad como en el dialogo. Porque lo nuestro es a largo plazo".

LOS CELOS "Me chocaría estar con alguien muy guardabosques, cuida o inseguro. Es lo normal. Conoce el medio y está atento. 'Guarda con este', me dice por ahí. Y los dos entendemos que además del respeto de cualquier pareja, tenemos que cuidarnos de no dar lugar a determinadas situaciones. Tal vez el sí era celoso en otra etapa. Pero no me puse a ahondar. Yo no soy celosa… Yo siempre fui más relajada. Realmente creo que es muy especial lo que me pasa con él. Así como lo que a él le pasa conmigo. Re contra confío en Nico. No tengo dudas ni inseguridades. No me va a jugar por atrás. Es la persona más honesta y frontal que conocí en mi vida. Puede no tener filtro, pero no tiene rollos. Es simple. Eso me gusta de él. Yo venia con algunos problemas para saber si iba a poder volver confiar… Con Nico no me pasa. Sé que me respeta. Me siento cuidada en todos los sentidos"

De novia con Nicolás Cabré desde septiembre, Laura Fernández hoy puede contar con más detalles qué sucedió al inicio de la relación. Se conocieron en marzo, cuando la bailarina entró a protagonizar Sugar en el rol que dejaba Griselda Siciliani y todavía estaba de novia con Federico Bal. Pero se enamoraron más tarde. Cuando la obra entró en un receso y él la dejó para que Vico D'Alessandro lo reemplace en temporada.

"Desde el día uno que nos vimos como hombre y mujer nunca más nos separamos. Es muy loco, porque cuando trabajábamos juntos no nos hablábamos. Yo no entraba a su camarín, ni el al mío",cuenta Laurita sobre lo que pasaba en los pasillos del Lola Membrives. Y suena enamorada como nunca antes.

"Yo no imaginaba un amor para toda la vida–señala–. Quería tener lindas historias. Pero vivir siempre sola. Si estaba en pareja, que fuera en casas separadas. Quería tener hijos pero no casarme. No me imaginaba que podría existir alguien con quien quisiera compartir mi vida. Pero llegó Nico… Y no tengo pudor en decirlo, por si después no se da. ¡Es simplemente lo que siento! Si fuera por mí, compartiría toda mi vida con él. Con Nico me di cuenta que soy sensible. Me hizo redescubrir el amor"

Pero hubo una noche especial: "Esto no lo conté nunca… Cuando empezamos a darnos cuenta de lo que nos pasaba, una noche, a las tres de la mañana, estábamos en la casa de él y quisimos probar cómo era caminar de la mano en la calle. Entonces nos encapuchamos con unas camperas enormes y salimos juntos. ¡Re cursi! Pero fue lindos estar juntos al aire libre. Hasta que un día Nico me dijo: 'No sé si me gustaría que si te preguntan digas que estás sola'. Yo le dije, que a mi tampoco. Y lo cierto es que ya se empezaba a hablar de nosotros. Me lo preguntó Ángel de Brito al aire en el Bailando y le contesté que sí. Él nunca me va a revelar su fuente, pero que creo que supo por alguien de la producción dónde estaba Nico. Así que optamos por desdramatizar. Y esa noche de la confirmación, volví a casa nerviosa porque había hablado de algo tan personal y Nico me dijo: 'Menos mal que dijiste que no estabas sola'. Cosa que me hizo bien… Y al otro día dio una nota confirmándolo. ¿¡Para qué íbamos a hacernos los interesantes o misteriosos!?".

Fuente:REVISTA GENTE por Ana Van Gelderen Fotos: Christian Beliera

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Te puede interesar

EntreFilete Noticias