Descubren que una fábrica de Ricky Sarkany estaba “colgada” de la luz: “Equivale a $1.200.000″

Los aumentos en la tarifa de energía eléctrica nos golpea a todos por igual y motiva, tal vez, a distintos locales o empresas a optar por una conexión clandestina para pagar menos o directamente no pagar el servicio. Pero la mentira tiene patas cortas.

 

Según dio a conocer Edenor a través de las redes sociales, detectaron un depósito de textil y calzado de la marca "Ricky Sarkany", ubicado en la calle Deheza 4752, CABA, con una conexión clandestina. "Al cliente se le retiró el medidor", detallaron desde la empresa.

La fábrica fue sancionada por la distribuidora de energía eléctrica debido a que durante un control de rutina encontraron que el local estaba "robando" energía. "El robo de energía es equivalente a 123.000 kWh o la suma de $1.200.000", remarcaron desde Edenor.

El depósito de calzado está ubicado en el barrio porteño de Saavedra. "A partir de un operativo para combatir el robo de energía, Edenor detectó que el medidor trifásico ubicado en Deheza 4752 se encontraba adulterado con signos visibles de haber sido manipulado", explicaron.

 

A partir de esta situación se procedió al retiro del medidor, y se le realizó el cálculo por recupero de energía que llega a $1.200.000  porque el medidor a partir de la manipulación registraba sólo el 11% del consumo real".

Al mismo tiempo, desde Edenor señalaron que este miércoles realizaron un nuevo operativo y corroboraron que la fábrica había vuelto a conectarse de manera clandestina al servicio: "El cliente reincidió en su modus operandi, volviendo a conectarse, esta vez realizando una instalación desde un medidor monofásico que pertenece al mismo dueño y que se encuentra contiguo al depósito".

Por esta razón, se le retiró también el medidor monofásico, todos los cables de alimentación y como consecuencia del hecho, como suele ocurrir en estos casos, Edenor inició la causa civil por el tráfico de energía, haciendo la denuncia penal correspondiente en estos casos por robo de energía y manipulación de instalaciones eléctricas. BigBang intentó comunicarse con el empresario para que pudieran dar su versión, pero no respondieron a los contactos telefónicos y por las redes sociales.

Algo similar había ocurrido a principios de enero con el local gastronómico ubicado en San Isidro que lleva el nombre de Maru Botana. Entre lágrimas, la empresaria salió de inmediato a explicar que se trataba de una franquicia que pertenecía al productor televisivo y padre de la cantante Tini Stoessel, Alejandro, y que la titular de aquel local era la cantante y uno de sus primos.

Filed Under: DestacadosFamosos, farandula y mediático

About the Author:

RSSComments (0)

Trackback URL

Leave a Reply

Acceder con Facebook