Cantando 2020: Arrancó el ritmo rock and roll. Fotos, vídeos y puntajes

Arrancó el ritmo rock and roll en la noche del martes.

 

Ángela Leiva cantó un tema de Rata Blanca y al jurado no le gustó

 

Luego de una noche tensa que culminó con la partida de Facundo Mazzei y Agustina Agazzani, este martes llegó a la pista un nuevo ritmo: rock nacional. Ante la ausencia de Pepito Cibrián, que según el conductor Ángel De Brito se pidió unos días por temas familiares, durante esta semana ocupará un lugar en el estrado Oscar Mediavilla, un histórico de los programas producidos por Marcelo Tinelli.

Antes de darles la bienvenida a los participantes, De Brito y Laurita Fernández anunciaron que este ritmo tendrá dos eliminados. Luego, sí, la primera pareja en salir a la pista fue la compuesta por Ángela Leiva y Brian Lanzelotta, dos exponentes de la música tropical que, en esta ocasión, brindaron una versión de "Mujer amante", de Rata Blanca.

Luego de escucharlos, la primera en dar su devolución fue Nacha Guevara, quien evitó referirse a lo ocurrido anoche con Fernández. "Esto para nosotras fue el periódico de ayer. A alguna gente yo le diría que se compre una vida", indicó. "No sabía que era una zona tan sensible, y si es así nunca más se hablará sobre el asunto", redobló la apuesta. Laurita no coincidió: "Yo sí agradezco todos los mensajes", afirmó. Con respecto a la performance de los participantes, Guevara (7) expresó: "A mí me hubiera gustado más heavy. Podría haber roto más la voz", cerró.

Karina, "La Princesita" (9) explicó: "Entiendo que les van a pedir más porque son cantantes. A mí me gustó. Hoy estoy expectante de escuchar a Mediavilla, que sabe de rock, aunque él dijo que no entendía mis devoluciones". Picante, la cantante se refirió a los tuits que el productor publicó hace unos días, en los que se refirió a sus devoluciones en la ronda de cumbia.

"Llevo más de 120 discos y algunos fueron de cuarteto. Lo que le dije a Karina es que a veces escuchando cumbia hay letras dramáticas y todo es alegría. Hay que nivelar. A mi me encanta la cumbia, sobre todo la colombiana. Lo que sentí es que para algo un tipo escribió una letra, y si es dramática, no por ser cumbia tiene que bailar el que la canta", expresó el productor. "Estuvo bien. Es una lindísima canción. Ángela, cantaste bien, y Brian tiene que afirmar la afinación. Eso genera que, cuando cantan a dos voces, se te escucha algo calado. Hay que estar atento a escucharse. Los dos tienen condiciones, pero tienen que estar atentos", cerró Mediavilla (5).

Moria Casán dueña del voto secreto, indicó: "En esta etapa, la gente está con mucha sensibilidad y 'sarasea', así que como yo sé que el tiempo importa, les voy a dar esta devolución en mandarín: me gustó poco".

   

Noche emotiva para Lola Latorre, Lucas Spadafora rompió en llanto

La segunda pareja en salir al escenario del Cantando 2020 fue la compuesta por Lola Latorre y Lucas Spadafora. Con la presencia de sus padres en el estudio, Diego y Yanina, la joven contó que decidió cerrar su cuenta de Twitter. "Medio que lo que me pasa es que estoy creciendo en el certamen y no me estoy bancando tanto las críticas agresivas. (...)Siempre me dicen que mi mamá bardea a tal persona, y somos dos personas diferentes. Me banco las críticas, pero me dicen anoréxica y no está bueno", dijo.

"Para mí no tiene que ver con la edad. A mí me pasó de más grande, cuando ya era madre. En las redes y sobre todo en los medios de lo que más se hablaba era de que era una gorda. A mí me causó depresión, pero ya te vas a dar cuenta de dónde vienen esas críticas", opinó Karina "La Princesita".

La canción elegida por la pareja fue "Arde la ciudad", de La Mancha de Rolando y durante su performance, en pantalla gigante se proyectaron imágenes de Diego Latorre jugando al fútbol. Luego de escucharlos, la primera en dar su devolución fue Nacha Guevara (7): "Lola tiene problemas de afinación graves. Hay que trabajar eso. Hay algo destemplado en la voz, es una voz que está sonando muy chata. Cantar es un largo proceso, así que a no desesperarse. Trabajen en eso, porque hay algo rígido ahí. El tema es 'Arde la ciudad' y ni un fósforo encendieron. Arriésguense, equivóquense".

"Lucas, nosotros en las redes te vemos desfachatado, desenfadado... ¿Y qué pasa acá?", preguntó Laurita Fernández. "Es muy difícil estar acá parado para que desde allá, sentados nos critiquen", rompió en llanto Spadafora. "No digas eso, porque me rompí el alma 50 años para estar sentada aquí", corrigió Guevara. "No quiero pelear con vos, Nacha", señaló el influencer, que inmediatamente estaba como nuevo. La jurado, entonces, aconsejó que la próxima vez los familiares no asistan al piso, para quitarles presión a los participantes.

 

Karina (6) sumó: "El problema más grave es de la afinación. Lucas calaba apenas cuando terminaba la frase. Lo de Lola no fue tan grave; siento un crecimiento en ella. Falta que exploten un poco más".

"Lucas lo hizo bien. No es un tema tan difícil, bastante lineal. Conozco muchos cantantes que comienzan a cantar en el tercer disco... Lola puede ser la hija de papás famosos porque arrastra lo que le pasa a la gente con ellos. Pero si te exponés, agarrate como puedas. No se escuchó mal, coincido con Karina. Se nota que los coaches están trabajando muy bien", explicó Oscar Mediavilla (4), quien debutó en el estrado en reemplazo de Pepito Cibrián.

Por último, Moria Casán, dueña del voto secreto, aconsejó: "En estos certámenes, les sugiero una dieta mediática. Cuando estás en un lugar, enfocate en lo tuyo, no escuches ni lo bueno ni lo malo. Este es el cuarto tema de Lola y este es un show terrible. Pido un aplauso para todos los que decidieron hacer este show, que es lo que estaba esperando la gente. Los quiero, pero no me gustó".

     

 

Las destrezas del Bailando se extrañan, especialmente en aquellas personas que no son cantantes y cada performance del Cantando 2020 son un mayor ejercicio de perseverancia que de ductilidad.

Adabel Guerrero es uno de esos casos, y consciente de que lo suyo pasa más por lo físico que por lo vocal, en su última gala del programa la bailarina decidió incorporar una coreografía con caño incluido.

A decir verdad, la idea no conmovió mucho al jurado (a excepción del recién llegado Oscar Mediavilla) y no se vio reflejado en el puntaje, pero Ángel de Brito le dio la oportunidad a Adabel para que -fuera de programa- recuperara parte del espíritu del certamen conducido por Marcelo Tinelli.

"¿Seguiste haciendo caño?", preguntó el conductor, a lo que Guerrero contó que continúa con las clases, además de la exhibición que hace para la obra Sex, de José María Muscari.

Inmediatamente, y con música acorde, Adabel de botas rojas, short de jean y remera blanca cortita, realizó una serie de figuras que levantaron la temperatura del estudio. A pesar de lo breve de la demostración, la chica se animó a terminar con un improvisado strip tease que la dejó con un top de cuero negro.

De esta manera, y aunque haya sido por un par de minutos, el Bailando dijo presente en el programa de su primo hermano, como un aperitivo de lo que podría verse antes de fin de año; aunque al día de hoy no tenga aún lugar preciso en la grilla de eltrece.

 

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Te puede interesar

Choluleando

Cantando 2020: Otra gala de ritmo libre

TweetEn la noche del miércoles, Micaela Viciconte volvió al escenario de Cantando 2020. Con una peluca morena, la mediática contó que quiere ser mamá pronto y que le

EntreFilete Noticias