Crónica de la noche de miércoles en La Academia

Otra gala en la pista de La Academía.

Pésima noche para Charlotte con el puntaje más bajo que ni la presencia de Mariana Nannis y Alex Caniggia la salavaron 

 

Charlotte Cannigia regresó este martes a ShowMatch como concursante de “La Academia”, el segmento que reemplaza al clásico “Bailando por un sueño”. La heredera de Mariana Nannis apareció en escena vestida de Mujer Maravilla y dio detalles de su relación con su novio, Roberto: “Ahí andamos. Estamos juntos, pero bueno, vivimos separados y nos peleamos mucho. A mí me molesta todo. Siempre fui así y ahora estoy peor que nunca. La convivencia es jodida. Antes convivíamos, ahora él me visita. Todos los hombres son remandones, y a mí no me va a mandar nadie; menos un hombre”, expresó, sincera.

“Soy muy difícil de cazar y de casar. No quiero hablar de Roberto, quiero hablar sobre mí. Lo que menos quiero es un hombre que me esté molestando. Quiero trabajar, tener mi plata y que nadie me moleste. ¡Todos los hombres tienen un problema, siempre!”, reforzó.

 

La mediática reveló, además, cómo está viviendo la cuarentena. “Es una cagada la fase uno, pero antes tampoco salía mucho. Soy medio antisocial. Sí fui a México hace poco, a un reality que se llama Acapulco Shore en el que estaban todos locos y tomaban alcohol todo el tiempo. Yo tomaba un poco, pero no caí tan bajo como los otros”, agregó.

Luego, junto a su compañero, Nacho Gonatta, la mediática mostró su destreza en el “Cubo al cuadrado”, el primero de los ritmos del certamen, y recibió la devolución del jurado. “Charlotte siempre viene con su alegría y su buena energía. ¡Cuidado con hacer tanta pose, porque queda cortado! Yo la conozco en la pista y sé que puede bailar más. Abusaron de la fotografía para la cámara. Los turcos salieron prolijos, pero me quedé con gusto a poco”, expresó Pampita (5). “Es que yo no hago energía, es un montón para mí. ¡Ensayo tres horas todos los días!”, se justificó la participante.

En ese momento aparecieron en escena Mariana Nannis y Alex Caniggia, en la piel de Fátima Florez y Fredy Villarreal, y despertaron las carcajadas de Charlotte.

“Me divertís muchísimo. Me parece bárbaro verte, pero te vi en boliches dándolo todo. Pasó algo raro con las botas. Estuvieron medio vagos en la coreo y en lo que mostraron. No me fascinó la propuesta, quedó antiguo. Por esa cosa de posar tanto, no tuvieron ninguna conexión. Hay que laburar la línea y la resolución. No es lo que más me gustó”, agregó Jimena Barón (4).

Guillermina Valdes (6), a su vez, expresó: “Para mí sos y serás magnética, más allá del baile. No conozco persona que no te ame. Me parecés muy atractiva y te la estás perdiendo, porque estás muy pendiente del afuera, tenés que jugar más, embarrarte, entregarte. Sos una mujer muy valiosa, pero tenés más para dar. El baile estuvo bien”.

Por último, el dueño del voto secreto durante esta primer ronda de “Cubo al cuadrado”, Hernán Piquín, indicó: “La propuesta me gustó, pero la coreo no tanto. La vi caminando y no bailando. Comparto lo de las líneas y las posturas. Charlotte, tenés que pisar más firme. Me molestó el pelo, que estaba muy loco. Te quiero más concentrada en lo que hacés”. Con 15 puntos, la mediática se quedó con el puntaje más bajo de la noche.

 

Juli Puente deslumbró con su energía en la pista de La Academia: “No manejo esta felicidad”

 

Bastó que Marcelo Tinelli anunciara su nombre, para que Juli Puente desbordara con su energía el estudio de ShowMatch. La periodista e influencer, que desde el año pasado se dedica a dar clases de fitness vía Instagram con “El Cardio de la Felicidad”, entró a la pista de La Academia corriendo y haciendo burpees junto a su partenaire, Facundo Insúa, frente a la mirada atónita del conductor.

Yo ya estoy cansado de verla, estoy agotado. ¿Siempre estás así?”, le dijo Tinelli en cuanto se calmó un momento. Y Juli no dudó en responder: “¡Siempre!”. Aunque reconoció que, cuando estaba detrás de cámara haciendo notas para ElTrece TV no la dejaban moverse demasiado. Como no podía ser de otra manera, Marcelo le preguntó si su novio, el piloto y nadador profesional Facundo Miguelena, era tan inquieto como ella. Pero la joven reconoció que él “es más tranquilo”.

En ese momento, Juli recordó que a todos los integrantes del jurado ya les había hecho “mil notas”. “¡Es muy raro estar acá!”, exclamó. Pero Marcelo, sin poder entrar en razones, insistió: “¿Esta energía la manejás desde que te levantás a la mañana?”. “Sí; a las seis de la mañana arranco así”, confirmó ella. Y siguió saltando alrededor del estudio mientras aseguraba que algún día iba a llevar a su novio al certamen.

“¿No se van a cansar después para bailar?”, le preguntó entonces Tinelli, viendo que Juli no dejaba de moverse y ni siquiera había comenzado con su performance. Pero ella le respondió: “No sé, pero no manejo esta felicidad. ¿Me entendés?”. A lo que el conductor acotó: “Me encanta, es una chica feliz”. Sin embargo, la duda radicaba en el hecho de que la joven había asegurado que esta era la primera vez que bailaba. Y la realidad es que, más allá de su habilidad para la gimnasia artística, muchos dudaban que pudiera lucirse en la pista.

   

Lo cierto es que, a la hora de la verdad, Juli y Facundo, hicieron una jugada coreografía de Georgina Seva con música de Major Lazer Sean Paul que dejó al jurado con la boca abierta. “¡Que lindo bailaron! Que lindo cuando hacen sentir del otro lado, porque mantuvieron la energía y la alegría de principio a fin. Fuego total”, fue la devolución de Carolina Pampita Ardohain, que no dudó en ponerles un 10. Y aseguró que estaba frente a la “pareja revelación” del certamen.

Por su parte, Jimena Barón destacó: “Me encanta que estés y sé que estuviste en la cuarentena, cuando la gente estaba en la casa que no sabía qué hacer, dando una mano enorme con tu alegría y tus videos para que entrenen con vos. Eso está buenísimo y lo valoro un montón”. En relación al baile, la Cobra marcó un pequeño resbalón, pero aseguró que ella también estaba “sorprendida”, sobre todo, de que Juli hubiera podido regular su energía durante la coreografía. Y su nota fue un 8.

A su turno, Guillermina Valdés se conmovió al recordar la historia de lucha y superación de Juli. “Me encantó, me hiciste vibrar. Me parece que es tu momento de brillar”, dijo la reemplazante de Ángel de Brito. Y le dio el máximo puntaje: un 10. “Es el segundo puntaje más alto”, remarcó enseguida Tinelli, ya que la joven sumó 28 puntos y sólo fue superada por Julieta Nair Calvo. Aunque, por supuesto, todavía resta conocer el voto secreto de Hernán Piquín, quien ya adelantó que lo que hizo la pareja le “gustó”.

“¡La rompimos!”, festejó Juli a los saltos al despedirse. Y, mirando al conductor, señaló: “Gracias, Marce. Sé que me viste muchos años trabajando atrás de cámara. Para mí es muy importante que me hayas dado este lugar. Muchas veces te miraba fijo y decía:’¡Por Dios, que me toque a mí este año!’ Y no me tocaba...Así que lo estoy disfrutando mucho y estoy muy agradecida con vos y con todos los chicos de producción”.

 

Luciana Salazar más de los mismo

 

“El tema sigue para largo, pero mejor dejémoslo ahí...”, se disculpó Luciana Salazar, en la previa de su regreso a ShowMatch. Sin embargo, aunque parecía reacia a referirse a su nueva, polémica y mediática ruptura con Martín Redrado, unos minutos después, cuando la astróloga del programa hablaba sobre su signo, contó que el economista es de virgo y ella de escorpio. “Él es tierra, así que lo regaba yo”, expresó.

Cuando Marcelo Tinelli le preguntó si conocía a los miembros del jurado, la vedette recordó: “Con todos en algún momento compartí algo. Ni qué hablar de Guillermina (Valdes)”. El conductor, descolocado, quiso saber cuál era la relación que unía a la participante y a su mujer, que ocupa durante el primer ritmo de “La Academia” el lugar de Ángel De Brito en el estrado. “Fuimos familia. Tenemos familia en común”, expresó Salazar. Y Valdes sumó: “Fuimos primitas”.

Salazar es prima hermana de Sebastián Ortega, el exmarido de Salazar. Riéndose de su propia falta de memoria, Tinelli remató: “Ah, ¡claro! Entonces, ella sería como una sobrinita política mía”, intentó salir airoso el conductor con una humorada

 

Barby Franco debutó en La Academia 2021, y dividió al jurado

 

Barby Franco debutó en la pista de La Academia 2021 y la puntuación generó un malestar dentro del jurado. Es que Pampita cumplió con su promesa y Hernán Piquín la confrontó. 

Pampita comenzó con todo: “Le cerraste la boca a todos”, remarcó. “No me gusta mucho lo infantil en esta pista, me la imaginaba a Barby con otro look”, sostuvo, por otra parte.

Acto seguido, le puso un “10”, lo que suponía que iba a desatar el temblor entre los jurados. “Fue la mejor de todas”, se defendió Pampita

Jimena Barón tampoco le gustó el look infantil, y más allá de recriminarle lo de “cocorita”, le puso un 7.

“A pesar de los lobbys, que también tiene sus méritos, me costó un poquito al principio pero estuvo muy bien”, fue la devolución de Guillermina Valdés, quien le puso 9. Pero Hernán Piquín sí confrontó a Pampita. “¿Te parece que fue para un 10?”, le preguntó Piquín. “Sí, y le hubiera puesto más alto si podía”, le contestó, seca, Pampita. "Bueh, Paloma Herrera, chicos", cerró Piquín, irónico.

 

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Te puede interesar

EntreFilete Noticias